Monumento Natural el Morado

Glaciares, geología y una “isla hábitat” de biodiversidad

El Monumento Natural El Morado fue creado en un principio, como un Parque Nacional de Turismo en el año 1974. Actualmente se encuentra reclasificado en su actual categoría de Monumento Natural desde el año 1994 según CONAF. Esta categoría tiene como propósito final conservar la Cuenca del Estero Morales, con una planificación y pautas técnicas adecuadas para su manejo y desarrollo.
Este geositio es una de las pocas áreas de Chile que es protegida exclusivamente por criterios geológicos. Hoy en día es usado con fines recreativos enfocados principalmente en el ecoturismo y geoturismo.
Inmerso en la majestuosidad de los Andes centrales, ubicada al oeste del poblado de Baños Morales, a unos 80 kilómetros de Santiago, el Monumento Natural el Morado pasó a ser parte del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE) debido a la relevancia de la Cuenca del Estero Morales. Además de ofrecer una belleza escénica impresionante, registra importantes huellas de los procesos de glaciación.
Este sitio permite observar los procesos geológicos y geomorfológicos asociados a los glaciares. Además, actúa como hábitat crucial para la biodiversidad de fauna y flora que se encuentran en peligro de extinción. Los paisajes del Monumento Natural el Morado se convierten así, en una ventana para interpretar el pasado geológico y comprender su evolución a lo largo del tiempo.

Monumento Natural el Morado impresionantes características

tipos de rocas
Remoción en Masa las Amarillas, Identidades del Maipo

Este Monumento Natural que es un área protegida, administrada por CONAF, exhibe valores escénicos maravillosos que reflejan la armonía ecológica de los ecosistemas andinos.

Con rasgos observables de procesos geológicos milenarios, se han podido encontrar restos fósiles con una antigüedad de hasta 140 millones de años (Jurásico). Destaca el Glaciar San Francisco, con hermosas masas de hielo cordillerano de la última glaciación ocurrida en la Tierra. Con una extensión de aproximadamente 3009 hectáreas, el Monumento Natural el Morado presenta diversidad de rocas de las Formaciones Lo Valdés, Abanico y Colimapu. Los cerros Chacayes y Rubillas, que lo rodean, aportan con rodados, junto con depósitos morrénicos y fluvioglaciares.

Desde los miradores del monumento, se pueden contemplar hermosos paisajes, del Volcán San José, Baños Morales, Formación geológica lo Valdés, Cerro Catedral y la remoción en masa Las Amarillas

Partes de un glaciar. Extraído de Geologiabravo.blogspot.com

En esta área, se identifican diversas morfologías glaciares, entre las que sobresalen el valle glaciar en forma de “U”, circos glaciares, un horn en el cerro “El morado” y la laguna Morales. Así, las increíbles vistas que nos ofrece este Monumento Natural están moldeadas principalmente por glaciares, ríos y volcanes.

Áreas de interés en el Monumento Natural el Morado

Dentro de las zonas cercanas a la administración de CONAF, el Monumento Natural el Morado destaca por sus singulares atractivos:

Sector Aguas Panimávidas. Este humedal andino, ubicado en el kilómetro 3 del sendero principal, es notable por sus numerosos afloramientos de aguas minerales ricas en hierro con anomalías termales. Estas aguas, alineadas con el estero Morales, al ser ricas en hierro, le otorgan al paisaje una hermosa variación de colores que van de pardo a rojizo. Además, las emisiones de vapor, resultado de las constantes combinaciones y reacciones químicas entre los minerales, añaden un elemento novedoso.
Acceder a este sitio se presenta como una meta ideal para quienes se están iniciando en el trekking.

Laguna Morales. A 6 kilómetros de la administración de CONAF. Esta laguna glaciar de 150 metros de largo, 50 metros de ancho y una profundidad máxima de 4 metros, constituye una reserva de agua alimentada por el deshielo de nieves y del Glaciar San Francisco.

La formación de la laguna, represada por bloques rocosos, debido al retroceso del glaciar dejó un arco morrénico, que es un depósito glaciar que rodea la laguna y que actualmente sirve como represamiento para la laguna ubicada frente al cerro El Morado. Es frecuente ver avifauna migratoria en este lugar. El acceso a la laguna Morales implica un trekking nivel medio, aunque técnicamente accesible.

Morrena el Morado. La morrena es un depósito glaciar que se extiende por más de dos kilómetros valle adentro en dirección hacia Aguas Panimávidas. Tiene una extensión altitudinal de 200 metros aproximadamente, está formada por depósitos cuaternarios glaciales y fluviales en la parte central del valle del Monumento Natural el Morado. Debido a su configuración, brinda la posibilidad de entender el modo de operación de un sistema glaciar. Visible desde la entrada a Baños Morales y tras cruzar el Río Volcán. Aunque en la actualidad no está en funcionamiento, sí lo estuvo en épocas milenarias. En el presente es modelado y atravesado por el Río Volcán. Subir la Morrena representa la fase más desafiante del trekking.

 

Zonas del Alta Montaña

Cerro El Morado.Montaña icónica que da nombre al Monumento Natural, se distingue por su forma cónica y una altura de 4.647 metros sobre el nivel del mar. Sus nieves eternas aportan flujos de aguas continuas durante todo el año al estero Morales. El cerro el Morado ha sido conquistado por numerosos andinistas que se han aventurado a realizar sus múltiples cumbres.

Glaciar San Francisco.Situado al lado oeste del cerro El Morado, este glaciar se compone de una serie de neveros y bloques colgantes que ofrecen un atractivo paisajístico-natural espectacular. La cumbre del cerro San Francisco llega a los 4.345 metros sobre el nivel del mar. Sus glaciares de tipo rocoso muestran signos de  retroceso debido principalmente al calentamiento global de la tierra. Se estima que la masa glaciar tiene un espesor que varía entre los 56 y 120 m de profundidad. Desde la base del glaciar nace el estero Morales, que desemboca en el río Volcán. Dado a que este cuerpo de agua forma parte integral de la reserva hídrica de la región Metropolitana, su estudio y preservación son fundamentales.

Monumento natural el Morado. Extraído de Parques Nacionales.

 

Zonas de vegetación y fauna representativa

Vegas.Formaciones de humedales naturales caracterizados por la presencia de vegetación, los cuales pueden ser, como es en este caso, alimentados por aguas subterráneas que asignan una particular belleza al Monumento, alberga gran cantidad de avifauna, anfibios e insectos.

Monumento Natural El Morado

Periodos de Floración. El Monumento entrega al visitante una diversidad de colores, en la época primaveral en la parte baja, en territorios cercanos a la morrena. En verano en la parte más alta, la floración es un verdadero espectáculo de especies herbáceas y de arbustos medios y bajos. Entre estas especies se encuentran al siete camisas rosado, siete camisas rojo, calafate, clavel de campo y alstroemerias.

 

Prehistoria Antropología y Arqueología

A lo largo de la historia, los Andes centrales han sido históricamente asentamiento de diversas comunidades, desde tiempos arcaicos las culturas han recorrido estos lugares de forma estacional, dedicándose a la caza , recolección de frutos y plantas silvestres.

En épocas antiguas, las vegas cumplieron desde antes del periodo Alfarero temprano funciones para la caza y pastoreo en las estaciones de primavera y verano en aquellos tiempos donde los camélidos dominaban estos paisajes. Sin embargo, este ambiente de alta cordillera, con amplias oscilaciones térmicas y de difícil acceso, no permitió al hombre establecer poblaciones permanentes. Las actividades se podían desarrollar preferentemente cuando las condiciones climáticas son más favorables, esto es, en la época estival.

“En tiempos precerámicos y alfareros tempranos, un circuito trashumántico llevaba estacionalmente a hombre y animales a la montaña, lapso que el hombre aprovechaba para extraer los recursos que le interesaban y para “cosechar pastos”, a través de los herbívoros de consumo humano. Este sistema en la práctica nunca dejó de funcionar y sus huellas han perdurado hasta el presente”.

El sistema de desarrollo de la ganadería se practicó parcialmente, utilizándose el área para labores de pastoreo trashumántico de ganado ovino, caprino y mular-caballár. Incluso con el acceso a técnicas avanzadas de cultivo, la agricultura se practicaba en muy pequeña escala.

 

Historia Colonial

Desde la Conquista y en la época colonial se ha investigado documentalmente a un grupo de cazadores transandino a los cuales se les denominó Chiquillanes. De ellos se dice que permanecieron en la cordillera de los Andes Centrales hasta bien entrado el siglo XVIII. Según las investigaciones sobre su estructura física eran mucho más altos y delgados que los mapuches.

Se les llegó a confundir con los Pehuenches o Puelches primitivos, pero tenían un límite fijado. Tendían a recorrer los Andes centrales por su cara oriental entre los ríos Tunuyán y Diamante cerca de las Melosas y su límite de comunicación fue el río Cachapoal.

“Son estos indios salvajes y bárbaros, sin trato con los españoles, sino a ciertos tiempos en que los fronterizos comercian la sal que cuaja en abundancia y muy sabrosa en las grandes lagunas que tienen los valles que cierran las cordilleras. Alimentase estos indios de toda especie de carne sin reserva, los caballos y yeguas transitan de una a otra parte de la cordillera mudando las tolderías en que viven según les parece conveniente para sus contrato y robos” (Amat y Juinet, 1926-1927, tomos 51 y 53)

 

Los Chiquillanes, aspectos culturales

El vestuario y vivienda se adaptaron a la vida nómade de los Chiquillanes. Así, con toldos y chozas de cuero habilitaban sus habitaciones, no practicaban la agricultura, sino que más bien cazaban y recolectaban.


El sistema de intercambio de productos de los Chiquillanes se realizaba principalmente en verano, destacándose entre sus producciones la sal, los cueros de guanacos y avestruz, riendas, lazos, cestería, plumas, charqui, planta medicinales entre otros productos. A cambio recibían trigo, licores, vino y armas. Se presume la existencia de una comunidad de hasta 5000 Chiquillanes en la época colonial.

 

 

Monumento Natural el Morado situación pasada y actual

Antiguamente el uso que se dio al Monumento Natural el Morado fue de una incipiente actividad minera, pero que tuvieron fuertes externalidades negativas para el medioambiente. Existen dos antiguas minas en el área, una mina de yeso, justo frente a la Laguna Morales y una segunda mina de carbonato en los alrededores de Aguas Panimávidas, aún se pueden observar rastros de sus pretéritas explotaciones.

Otra actividad relevante que se realizaba en el monumento es la ganadería intensa de caprinos y bovinos, principalmente en las veranadas por arrieros y pastores que continúan realizando esta actividad, pero ahora en los alrededores del monumento.

Actualmente, desde el nombramiento como Parque Nacional de Turismo y posteriormente Monumento, se ha acabado el ingreso de ganado clandestino y se han terminado las faenas mineras. Así el monumento al día de hoy ha tenido un uso más bien recreativo de contemplación de la naturaleza.

 

Valores Ecológicos, Científicos, Políticos y Recreativos

Ecológicamente el Monumento Natural el Morado presenta dos formaciones vegetales típicas de la alta montaña y la zona mediterránea de Chile Central; El matorral esclerófilo altoandino y la estepa altoandina. En razón del desgaste sufrido en el pasado, hoy el área se encuentra en recuperación contando con una amplia biodiversidad florística.

Existen especies en peligro de conservación que se encuentra dentro del área del monumento como la llaretilla, el frangel, algunas alstromerias y otros tipos de cactus.

Se han podido determinar hasta 44 especies de aves, es frecuente el avistamiento del Cóndor y el zorro. Siendo un área de fuerte endemismo es posible contar con la presencia de especies de roedores como el degú y cururo, como también multiplicidad de reptiles. La cercanía a Santiago permite que sus visitantes opten por actividades recreacionales al aire libre, especialmente para los amantes de los paisajes de alta montaña. Los turistas pueden experimentar sensaciones más libres en contacto con la naturaleza.

El Monumento Natural el Morado representa la última presencia de un organismo del Estado antes del límite con Argentina. En invierno esta presencia es de vital relevancia, los guardaparques realizan múltiples funciones, especialmente en búsquedas y rescates. También realizan prestación de primeros auxilios, comunicación radial entre otras muchas actividades de colaboración con la comunidad.

 

Descubre, conoce y reconoce el Monumento Natural el Morado con Identidades del Maipo.